Make your own free website on Tripod.com

Caminos del Llano Adentro

Home

Diccionario del llanero | Libro de visitas | Recetas Criollas | Biografia de Artistas | Links Del Llano
Biografia de Artistas

Conoce las voces mas claras de nuestros llanos

Jorge Guerrero

jorgeguerrero.jpg

Conocido también como: El Guerrero del folklore

Hijo del llano apureño, nativo de la humilde tierra elorzana, Elorza, pueblo enmarcado en la ribera y margen derecho del caudaloso río "Arauca", el grito del pescador, el bramar de la vacada, relincho de caballos, y los versos de los copleros en cada baile, fueron los auténticos maestros del que años más tarde se convertiría en el máximo defensor de estas mismas costumbres a través de pluma y canto. Jorge Guerrero, nació el 14 de febrero de 1968 en Elorza específicamente en el vecindario de LecheMiel, municipio Rómulo Gallegos del estado Apure. Se levantó trabajando de sol a sol en el Hato Caribe Rojo cerca de su pueblo. Su conocimiento musical lo aprendió en la labor ardua del trabajo llanero donde se desempeño en diversos oficios del llanos, lo que lo convirtió en un llanero auténtico en sus diversas facetas. Nunca fue a una escuela formalmente a aprender a tocar o escribir, como buen llanero que era captaba todo lo que oía y de esa manera se fue curtiendo en los instrumentos llaneros y, por supuesto convertirse en una de las grandes plumas de la época contemporánea del folklore venezolano. Jorge Guerrero es el mejor, fue y será un hombre de lucha, un hombre de templanza, un guerrero a la hora de defender nuestro folklore y sacarlo adelante como lo ha hecho desde sus comienzos profesionales en 1989 y cuando tocaba en la casa del viejo Olinto Araque. Su música es incomparable, es el rey del pasaje, llanero de sepa. Tres grandes fuente alimentan el manantial de la inspiración y el mundo espiritual de Jorge Guerrero: el grandioso escenario de la llanura inmensa, una tradición rica en en hombres de coplas y sentimiento, y el legado poético-musical de los grandes compositores apureños. Creció escuchando el arpa de tío Esteban y Leopoldo León, además de Omar Moreno, Alfredo Tenepe y Manuel Luna. Guerrero recoge en sus canciones la alegría de las parrandas en el alto Apure y los versos de los cantores sabaneros, la chispa jocosa de Ruperto Córdoba Colina, la profundidad de Emilio Toledo, el canto de a la mujer amada y al paisaje de Genaro Prieto, la autenticidad de Ramón Castillo, el lamento de pedro Telmo Ojeda, la hondura romántica de José Ángel Ribas, hermanada a la poesía de Julio César Sánchez Olivo y José Natalio Estrada. De esta manera continúa el rumbo que transitaron José Romero Bello, Juan de los Santos Contreras, Eneas Perdomo, Francisco Montoya y Jesús Moreno. Jorge Guerrero "El Guerrero Del Folklore", pasea su poesía criolla y su canto genuino desde la sombra de un "Laurel Sabanero" hacia una esperanzada "Añoranza" donde suelta su "Nuevo Grito Guerrero" para llevarlo al pasitrote a lomo de su "caballo" por toda la geografía, que ya es testigo del talento y carisma de este cantautor con gran sencillez que lo convierte en acreedor de la admiración, los aplausos y los más grandes premios para un artista. Ha sido merecedor de los más altos homenajes y galardones que un artista pueda recibir en nuestro país de parte de instituciones tanto públicas como privadas. Por ejemplo el más reciente, el Mara de Oro, el premio más prestigioso que existe actualmente, el cual se hizo le otorgó en la mención Folklorista del Año. Pero para Jorge Guerrero, el premio más importante y el que tiene más valía, es el reconocimiento que en cada presentación, aparición o simplemente en la calle, recibe de miles y miles de personas que desinteresadamente le expresan su apoyo y su cariño. Guerrero de nombre y de condición, defensor de sus costumbres y tradiciones, descendiente de de mil Florentinos, Jorge encarna uno de los últimos eslabones representativos del auténtico cantador apureño, al cual la transculturización, la avalancha tecnológica, la penetración cultural y el huracán de la globalización amenazan con borrar de la faz de la sabana. El cantador elorzano, ha logrado un sitial en el gusto y las preferencias de los seguidores, fanáticos y conocedores de la música llanera, sorprendiendo con la calidad de sus temas, el volumen de sus ventas a pesar de la piratería y aceptación del público como nueva figura de la canción venezolana.



reinaldoarmas.jpg

Reinaldo Armas

Conocido también como: El Cardenalito

Nace un 4 de Agosto de 1953 en el campo los Guatacaros, Santa María de Ipire Estado Guárico, son sus padres , Nicasio Armas Figueroa y Modesta Enguaima Hernández, ambos de origen campesino y trabajadores de la agricultura. Tiene cuatro hermanos: Domingo, Argelia, Felipa y Margoth. A los 9 años su familia se traslada desde los Guatacaros hasta Caño Morocho en las cercanías de Zaraza, es allí donde a los 11 años comienza escapándose de su casa para compartir con músicos de la región en parrandas y bailes campesinos, cantaba y tocaba los capachos. a los 12 años compone su primera canción "Mi Primer amor". A los 15 años debuta en un programa dominical de Radio Zaraza conducido por Pompeyo Higuera "Caminitos de Zaraza", luego formó parte de la agrupación gaitera " Los Bravos de la Loma" para el cual escribió varios villancicos y aguinaldos bajo la dirección del maestro José Antonio Blanca de los Copleros del Unare. Alos 16 años participa en un festival de contrapunteo que se realizaba en el club el faro y gano trofeo y dinero de parte del público asistente. Es a los 17 años cuando viaja a la ciudad de caracas viajando en un autobús de la línea la pascua, allí se encuentra con un mundo completamente distinto y distante de sus correderos y paisanos. Tiene que quemar muchas etapas en cervecerías, discotecas y todos aquellos lugares donde se presentaba música folklórica que no eran muchos por cierto. Su primer padrino (si así se le puede llamar) fue el maestro don José Romero Bello, cantautor muy respetado y uno de los interpretes de la leyenda obra del poeta Alberto Arvelo Torrealba titulada "Florentino y el Diablo", al lado del también apureño Carrao de Palmarito. Bautizado con el seudónimo "El Cardenal Sabanero" viaja de la mano de Romero Bello a San Fernando de Apure y participa en el festival "Cantaclaro de Oro" un versión del Florentino de Oro. Esto fue en 1.973, allí obtuvo el segundo lugar entre 18 participantes de todo el llano. En 1.975 vuelve al festival y gana el primer lugar, lo mismo hacen en valencia con el "Cucarachero de Oro", en el San Carlos de Austria gana como compositor , el Miranda de Oro en los Teques y muchos mas como contrapunteador y como cantante solista. Entre 1.975 y 1.976 graba dos discos sencillos, el primero con "Mi primer Amor y Cariño fingido " y el segundo con: " Recorriendo a Venezuela y el Revolucionario" . En 1.977 graba su primer larga duración con el apoyo de Rafael Martínez Arteaga "El Cazador Novato", quien para entonces estaba pegado en Venezuela y Colombia con varios poemas folklóricos, otro que sonaba mucho era Gualberto Ibarreto con su tema "Maria Antonia" y otros temas tradicionales. "Yo También Quiero Cantar " como se tituló el primer trabajo discográfico de Reynaldo, no tuvo mucha acogida en la radio, ya que para entonces la música criolla sólo sonaba en ciertos programas de madrugada y en la TV no tenía difusión. Sin embargo en el interior del país se realizaban muchos eventos que servían de escenario para el semillero criollo de ese entonces. Guiado por los más importantes como lo eran Ángel Custodio Loyola, Magdalena Sánchez, Adília Castillo y el Carrao entre otros, igualmente como de los más estilizados Héctor Cabrera, Mario Suárez y Rafael Montaño. En 1.978 comienza a oírse en la radio el tema "No me dejan que te quiera " letra de Víctor Brizuela y cantado por Reyna Lucero Con quien meses antes había compartido en varias cervecerías, también empezó a oírse Cristóbal Jiménez con vestida de garza blanca, letra de Pedro Felipe Sosa Caro. Es a mediados de 1.978 cuando con el larga duración "la Inspiración del Poeta" Reynaldo empieza a sonar en todo el país, una música criolla más llena de romanticismo y sin dejar atrás el paisaje y el canto a la vida, penetra en las ciudades más importantes conquistando a los Públicos más controversiales, personas de distintas edades y sexo se identifican de inmediato con este artista que viene a ser un Mesías para la música llanera. A partir de ese entonces comienza un desfile de éxitos sin paralelo, los premios y reconocimientos van y vienen así como las condecoraciones. Premios como el Guaicaipuro de Oro, Meridiano, Ronda, Mara, Cacique, Tiuna, Venus de la Prensa, Águilas en distintas entregas, forman parte de la interminable galería de Reynaldo Armas. Ha escrito más de trescientas canciones y ha grabado veintiséis discos de larga duración todos con canciones compuestas por él, excepto tres temas del primer disco que pertenecen al Cazador Novato. Viaja constantemente a Colombia donde tiene un mercado paralelo, a los Estados Unidos de Norte América y Europa. Ahora aunque promueve su disco "El Vuelo" ya prepara su producción número 27 que será lanzada en el 2.005. Cumple una apretada agenda de presentaciones personales y sostiene que mientras tenga respiración va a cantarle y componerle a su pueblo quien después de Dios es su razón de ser. Reynaldo no desmaya y ahora está cantando mejor que nunca con más ganas y con más fuerzas y por supuesto con más profesionalismo y madurez.

.

teo.jpg

Teo Galíndez

1958 Tinaquillo Edo Cojedes.

Teo Galíndez, Quien hoy por hoy es una de las grandes figuras de la música venezolana, vio luz el 12 de octubre de 1958 en la población de Tinaquillo Edo Cojedes. Su inclinación musical nació en el seno de su propio hogar, donde la imagen de su padre Teofilio Galindez, gran violinista llena la visión de sus primeros años.

Su debut como cantante se llevó a efecto en pueblo natal en el club Centro de Amigos del Jabillo, contaba entonces con 17 años de edad. Desde Allí en adelante comienza su carrera como compositor e interprete a la vez que termina el bachillerato e inicia sus estudios de Contaduría Pública.

Teo Galíndez, graba su primer disco en el año de 1985, volumen el cual contiene "El Ladrón Enamorado", tema que se convierte en su primer éxito discográfico.

Con su segundo LP por error de concepto en la producción no paso nada, no obstante en 1988 con su tercer larga duración logra recuperar el mercado con un nuevo éxito titulado "Para toda la Vida", un verdadero hit musical.

El éxito discográfico le lleva a participar en diversos eventos nacionales e internacionales, de allí que gana el primer lugar en "El Campesino de Oro" en 1989 participa en "El Florentino de Oro", donde ocupa el primer lugar como interprete y su canción es premiada como la mejor del festival. En 1990 es invitado a "La Voz Internacional del Táchira", donde Ocupa el segundo lugar, este mismo año ocupa el segundo lugar en el Festival Internacional "El Alma Llanera", evento destinado para las más grandes figuras de la canta criolla.

reinalucero.jpg

Reina Lucero

Santa Cruz de Aragua, estado Aragua, la vio nacer y el país entero la vio crecer como una de las intérpretes más representativa de nuestro folclor. Sobre un escenario infunde respeto, admiración, pasión y de seguro a muchas cantantes le alborota el celo profesional traducido en envidia. Por algo Reyna Lucero es lo que siempre ha sido, LA REINA DEL FOLCLOR, una mujer que a pesar de su status de artista conserva intacta su pureza de alma y esa sencillez y humildad que sólo poseen los grandes, grandes en talento y corazón. Como muchos en la música llanera, Reyna Lucero comenzó a cantar a muy temprana edad. Era la invitada especial en todos los actos culturales de su colegio. En 1975 pisa por primera vez una emisora de radio. Fue cuando asistí al programa Venezuela habla cantando, que tenía Ángel Custodio Loyola en una emisora de Aragua. Posteriormente Ligia de Llano le presentó a Simón Díaz y éste la invitó a su programa Rumbos, Coplas y Canciones. Un buen día leyó en Ultimas Noticias un aviso donde solicitaban a una muchacha que cantara música venezolana para trabajar en la Cervecería Girazona, en pleno centro de Caracas. Para su debut en esa cervecería como cantante de planta Reyna Lucero llevaba un repertorio integrado por temas de Magdalena Sánchez, de Adilia Castillo, Lila Morillo, Rafael Montaño, Mario Suárez y Héctor Cabrera, entre otros. Recuerdo que en ese día las estrellas invitadas eran Benidle González, Ismael Ochoa, conocido como El sabanero porteño, y José Catire Carpio. El primer tema que interpretó fue Tardes cojedeñas, de Juanito Navarro. En La Girazona duro un año y luego recorrió todos los locales donde se presentaba en vivo música venezolana. Al poco tiempo el nombre de Reyna Lucero estaba presente en la gente del folclor y en los empresarios de la época, como Jacinto Martínez, uno de los disqueros más renombrados de ese momento quien le propuso grabar un disco, un 45, y más tarde el LP, Aires de mi tierra, el cual conforma el primer eslabón de una larga cadena de éxitos integrada por 25 discos. Entre los temas más sonados de Reyna Lucero tenemos: El gabancito, No me dejan que te quiera, Dueña y señora, Son mentiras, Carrao, Carrao y en todos está presente su grito de guerra Heeyyy.